Enrique Martin, Director de Area de Negocio de la prestigiosa empresa Candy Hoover Electrodomésticos SA, cuyos productos puedes examinar en las exposiciones de Tumuebledecocina.com, nos explica qué es un horno multifunción y como funciona. Os dejamos sus consejos y experiencia:

unnamed (1)


Es muy habitual que en los puntos de venta o en los catálogos oigamos hablar o leamos que un horno es “multifunción”, pero también es habitual que no tengamos muy claro qué diferencia existe entre un horno convencional y uno multifunción, y si esa diferencia nos es útil o no. Vamos a intentar aclararlo un poco.

El horno multifunción se basa en el reparto más homogéneo del aire caliente en la cuba del horno, esto nos permite cocinar con una temperatura más uniforme en toda la superficie del horno y cocinar en algo menos de tiempo y conseguir cocciones más homogéneas. Este tipo de cocción está especialmente indicada para todo lo que tenga masas de harina, panes, repostería, etc en los que la uniformidad en la temperatura es especialmente importante. Este efecto se consigue con un ventilador en el fondo de la cavidad del horno que es el encargado de repartir el calor y evitar que el flujo de aire caliente se mueva solo en sentido vertical. En los modelos de gama más alta, además del ventilador citado, existe una tercera resistencia calefactora en forma circular alrededor del ventilador que realiza la función de manera mucho más eficaz al conseguir que el calor ya salga repartido a la cuba del horno en lugar de mover el calor procedente de las resistencias superior e inferior.

Hay una segunda utilidad del horno multifunción: al repartir uniformemente los flujos de calor y evitar la direccionalidad, nos permite cocinar al mismo tiempo dos alimentos distintos sin que se mezclen los sabores. Eso sí, deben ser alimentos que se cocinen a la misma temperatura.

También tiene una pequeña desventaja, al estar el aire circulando impulsado por un ventilador, se produce una mayor evaporación de humedad de los alimentos, por lo que si la utilizamos con alimentos que no queramos que queden especialmente “secos” es aconsejable cocinar con algo más de agua o caldo que en un asado tradicional de solera y bóveda.

En resumen, una función muy útil, y en el caso de los aficionados a la repostería o a los panes, imprescindible.